Militarización sin resultados - 10 de Abril de 2011 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 270010822

Militarización sin resultados

Autor:Andro Aguilar
 
EXTRACTO GRATUITO

La estrategia de colocar a un militar al frente de las corporaciones policiacas se extiende por todo el país sin que ello se refleje en una disminución de los índices delictivos.

Enfoque publicó en febrero de 2009 que de las 32 entidades federativas, seis tenían al frente de la Secretaría de Seguridad Pública a un militar en retiro. Hoy, ya suman 14 estados que tienen mandos militares en sus Secretarías y seis en sus policías estatales.

Aguascalientes, Chiapas, Guanajuato, Michoacán, Morelos, Nuevo León, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas tienen secretarios con formación castrense retirados: seis generales de brigada, cinco generales de división, un capitán, un mayor y un comandante de las Fuerzas Armadas estadounidenses.

De los 12 gobernadores electos en 2010, siete optaron por un militar al frente de la SSP estatal: Carlos Lozano, de Aguascalientes; Roberto Borge Angulo, de Quintana Roo; Mario López Valdés, de Sinaloa; Egidio Torre Cantú, de Tamaulipas; Mariano González Zarur, de Tlaxcala; Javier Duarte, de Veracruz, y Miguel Alonso Reyes, de Zacatecas.

Los generales Eugenio Hidalgo Eddy, en Aguascalientes, y Sergio López Esquer, en Veracruz, fueron ratificados por los nuevos gobernadores. De los seis militares detectados por Enfoque en febrero del 2009, son los únicos que permanecen en el cargo.

Los nuevos gobiernos de Guerrero, Oaxaca y Puebla, en donde había militares en 2009, optaron por mandos civiles. Y en Tlaxcala se sustituyó al general José Leopoldo Martínez por el general Valentín Romano López.

En este año, dos generales fueron reclutados ante los altos índices de violencia y criminalidad: Heliodoro Guerrero, en San Luis Potosí, y Jaime Castañeda Bravo, en Nuevo León.

Otros cuatro militares llegaron al relevo entre 2009 y 2010 -también como consecuencia del incremento de la violencia- en Chiapas, Guanajuato, Michoacán y Morelos.

Y en Querétaro, el gobernador Francisco Calzada encargó la SSP al capitán Adolfo Vega Montoto desde el arranque de su administración, en octubre del 2009.

También han llegado militares en retiro a las direcciones de la Policía Estatal en Chihuahua, Coahuila, Colima, Michoacán, Sinaloa y Zacatecas.

La corriente de militarizar los mandos policiales también se extiende a gobiernos municipales. Por lo menos el 36 por ciento de los directores de seguridad pública de los 50 municipios con más homicidios en el país, de acuerdo con información proporcionada por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), tiene formación militar.

Los cinco municipios que registran más homicidios en el país -Acapulco, Chihuahua, Ciudad Juárez, Culiacán y Tijuana- son dirigidos por un militar en retiro, sin que esto repercuta directamente en la disminución de las ejecuciones registradas.

En Tamaulipas, el 13 de enero nueve mandos militares en retiro asumieron la dirección de corporaciones policiacas en los municipios de Madero, Altamira, Tampico, Reynosa, Nuevo Laredo, Matamoros, Mante, Río Bravo y Ciudad Victoria.

A la lista de municipios con mandos militares al frente de sus corporaciones policiacas se suman Acuña, Ahome, Apatzingán, Aguascalientes, Chihuahua, Cuernavaca, Delicias, Ensenada, Guadalupe, Hermosillo, Manzanillo, Monclova, Ramos Arizpe, Saltillo, San Pedro, Santiago Papasquiaro, Zacatecas y Zapopan.

Solución fallida

Para analizar el comportamiento delictivo en las entidades que han optado por militares, Enfoque comparó el promedio de los delitos reportados mensualmente por cada estado al Sistema Nacional de Seguridad Pública durante la gestión de los nuevos secretarios con el promedio registrado en un lapso similar de tiempo antes de su llegada al cargo.

Es en las entidades donde el mando militar lleva más de seis meses al frente de las Secretarías donde es más fácil medir el impacto de los nombramientos: Aguascalientes, Guanajuato, Michoacán, Morelos, Querétaro, Veracruz y Zacatecas.

De ellas, sólo Veracruz registra una disminución en los tres principales delitos del fuero común (robo, homicidio y secuestro); sin embargo, recientemente el gobierno estatal fue acusado de maquillar las cifras por organizaciones como el Consejo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA