'No nos hicieron ningún caso' - 15 de Abril de 2011 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 271559534

'No nos hicieron ningún caso'

Autor:Daniela Rea y Benito Jiménez
 
EXTRACTO GRATUITO

Enviados

EMILIANO ZAPATA.- Ascensión Candia está sentada en la misma banqueta donde hace un año esperó de manera infructuosa el regreso de su hijo Emmanuel, hasta que se enteró que había sido asesinado junto con otros 5 jóvenes.

"Es como si se hubiera muerto cualquier animalito, que nomás tiraron por ahí, y ya, que a nadie le importa", explica afuera de un negocio de dulces y curiosidades, en la Colonia ProHogar, con un dolor que arrastra desde el 12 de abril de 2010, cuando su hijo, de 18 años, salió a comprar una coca-cola para cenar, y no volvió.

Un dolor que revive al enterarse de la muerte del joven Juan Francisco Sicilia y sus amigos, también asfixiados, también maniatados, también abandonados en la calle, en una muerte impune.

Desde que Emmanuel fue asesinado, esta es la primera ocasión que alguien, además de familiares y vecinos, le pregunta sobre la muerte de su hijo. Hace memoria y confirma: nunca, nadie, ni funcionarios de la Procuraduría General de Justicia del Estado, se acercaron para integrar la averiguación previa.

"Esperábamos que vinieran a preguntarnos cómo habían sido las cosas, qué había pasado, si habían tenido problemas antes, si algún familiar se dedicaba a algo malo, algo para saber por qué los mataron, por qué de esa forma. Pero nunca hubo preocupación de nada".

Según María del Carmen, una vecina de la colonia, un grupo de jóvenes había terminado de jugar un partido de futbol, y avanzaron por la calle principal del barrio, donde encontraron a Emmanuel con la coca-cola en mano.

"Regálanos un trago", le habrían dicho, y él se volvió para darles cuando una camioneta y un automóvil se les cerraron. De ellos bajaron hombres con armas largas y los subieron a golpes.

LA BÚSQUEDA

La Colonia ProHogar está en Emiliano Zapata, a 20 minutos de Cuernavaca. La premura con que creció el municipio -la población se duplicó en la última década por la migración- y la falta de atención hicieron de este barrio un laberinto de calles de terracería, sin transporte público, donde la mayoría de sus habitantes son familias desempleadas que sobreviven con la albañilería o algún puestecito de curiosidades, como el de Ascensión.

Los vecinos se organizaron para buscar a los muchachos. Fueron al sector policiaco municipal de Emiliano Zapata y al de Jiutepec; también acudieron a la Agencia del Ministerio Público de la Colonia Tres de Mayo.

"En el Sector Zapata nos dijeron que mejor nos regresáramos a la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA