Una noche en Colonia - 9 de Septiembre de 2012 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 396886866

Una noche en Colonia

Autor:Antonio Saborit
 
EXTRACTO GRATUITO

Ante mí tengo una fotografía de Keith Jarrett en el escenario del Carnegie Hall. La tomó Jennifer Taylor la noche del miércoles 25 de enero de este mismo año y se las arregló para que el fondo negro del teatro y la chapa negra del Steinway hicieran resaltar la camisa gris de Jarrett, más clara que sus amplios y gruesos pantalones grises, a tono con sus zapatos, también grises. En la foto, Jarrett es un auténtico adolescente de 66 años con el pelo entre gris y blanco, muy corto, frente al enorme misterio sonoro de un piano de cola, y queda en un momento singularísimo de su ejecución, pues una de las ideas que transmite es que estira espalda y cuello, apenas desprendiendo las nalgas del banquillo, para dirigir una mirada de azoro y sorpresa al interior del piano por la parte baja de sus anteojos. Este retrato no sólo viene a cuento por lo que pueda tener o no de extraordinario, sino por los motivos que me hicieron desprender y guardar la página de periódico en el que apareció. Por un lado, el saber que no obstante mi enorme admiración por este pianista sería incapaz de reconocer en la calle a Jarrett, autor de la compleja banda sonora de muchos capítulos de esa obra en obra que es la vida de los 25 lectores de esta columna, y, por otro lado, que nunca me he dado la oportunidad de escuchar en vivo un concierto suyo -aunque quienes me conocen saben que en realidad esa experiencia más bien la he eludido.

Cada vez que Jarrett se sienta frente a un piano para ofrecer un concierto va de por medio el sentimiento sobrecogedor de una ceremonia ritual, en cuyo desarrollo participan el artista y su público. Este último, por lo general, absteniéndose de tomar fotografías y hasta de toser en el transcurso del concierto, mientras que Jarrett echa mano de sus innumerables recursos para saltar de una overtura armónica o disonante a una de sus improvisaciones, como la que en 1975 bordó en Colonia a la edad de 30 años y alteró significativamente el rumbo de su carrera, la cual quedó registrada primero en un acetato y, mucho tiempo después, en un disco compacto, bajo el título de Concierto en Colonia. Pero no sólo para este tipo de tareas vive Jarret, pues le ha dado mucho de su tiempo a los estudios del sello ECM, en donde asimismo está su espléndida selección de piezas de repertorio como testimonio de su recuperación del quiebre físico que le vino encima al final de los novecientos noventa, The Melody At Night, With You.

El novelista argentino Tomás Eloy...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA