Ofrecen el cielo según el diezmo - 8 de Abril de 2012 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 364071266

Ofrecen el cielo según el diezmo

Autor:Georgina Montalvo
 
EXTRACTO GRATUITO

Varias expresiones religiosas coinciden en que Dios, como sea que lo denominen, espera gratitud de sus fieles por las bendiciones que él les otorga, misma que puede manifestarse a través de destinar a su iglesia una décima parte de sus bienes.

"El concepto de origen tuvo que ver con el apoyo solidario entre los fieles. Más que una obligación se concebía como todo lo que permitiera sostener y sustentar a todos los miembros de la iglesia", explica Josué Tinoco, especialista en religión de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

A lo largo de los siglos, la concepción de esta práctica se adaptó según el lugar, la forma de gobierno y el credo predominante en las diversas sociedades.

Actualmente, la Iglesia católica romana, que goza de la mayoría de los creyentes, lo define como "una cooperación o aportación económica que los fieles entregan a la Iglesia una sola vez al año". Y establece: "La ayuda corresponde a lo que se gana en un día de salario", según el Padre Pedro Becerril, en el semanario Desde la Fe.

Esos recursos, que se pide entregar, de preferencia, de noviembre a marzo de cada año, sirven para afrontar los gastos que genera la evangelización, para las pensiones sacerdotales y para "imprevistos y emergencias", asegura Becerril.

Pierde popularidad

Sin embargo, la aplicación de esta ley de Dios "ya no tiene el impacto que tuvo en el siglo 19, donde la iglesia podía decir, a quien no cumpliera, que lo iba a excomulgar. El clero católico actual no ha hecho hincapié en que también implica otras cosas. Por eso hay resistencia o desapego porque 'si no lo cumplo, no pasa nada'", considera Felipe Gaytán, especialista en religiones por el Colegio Mexiquense.

"La estructura de poder jerárquica exige que se cumpla con un diezmo, y algunos que lo dan lo ven como una vía para exculparse o garantizar su entrada al paraíso",

agrega Tinoco, autor del libro Religión y Pensamiento Social.

"Es muy difícil en la actualidad tener datos precisos y públicos de quiénes dan el diezmo en el mundo católico", asegura Elizabeth Díaz, coordinadora académica de la Asociación Latinoamericana para el Estudio de las Religiones.

La mayoría de los feligreses en esta religión opta por dar limosna, que no establece cuota fija. Según la página española "Para salvarte", el diezmo es un acto de justicia, y la limosna, de caridad. Entonces: "sería una equivocación querer suplir con obras de caridad los deberes de justicia", escribe Jorge Loring en el artículo ¿Limosna o...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA