Paseos cerca de casa - 27 de Enero de 2013 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 416436062

Paseos cerca de casa

Autor:REFORMA / Staff, Cecilia Núñez, Analine Cedillo, Sergio Zepeda y con información de Ivett Rangel
 
EXTRACTO GRATUITO

Al planear también debe tomarse en cuenta cuánto dinero en efectivo se requiere (y pasar al banco con antelación para retirarlo), porque las tarjetas no siempre son la panacea. Hay casetas o gasolineras que no aceptan pagos electrónicos, y en los pueblos pequeños difícilmente hay negocios con terminales bancarias. Cargar con una cantidad moderada es una sugerencia de todos los que saben: ni mucho ni poco, lo suficiente.

"Lo mejor es llevar efectivo para dos días, así como seguros (de viaje y de automóvil) vigentes", asegura Rubén Mora, director comercial de la agencia de viajes Mundo Joven.

Si se trata de ahorrar tiempo y dinero, Dulce Trujillo, gerente general de la agencia especializada Red Explorer México, aconseja preparar un "lunch caminero". Incluso, propone hacer un picnic en algún punto estratégico del trayecto para hacerlo más placentero.

El equipaje debe ser muy ligero. "Y la maleta no debe ser más pesada que lo que lleva dentro", enfatiza Trujillo.

Sobre el destino, Gabriel Rosillo, gerente de mercadotecnia de Despegar.com, señala que la mejor opción para este tipo de viajes son los pueblos de los estados en el centro del País.

"Es más difícil viajar a Cancún o a cualquier otra playa, que estarán caras y saturadas. Los destinos coloniales como Aguascalientes, Guanajuato, Puebla o Zacatecas, son ideales", dice. O quizá, siendo un conductor experto, puede considerarse un viaje en automóvil hacia Monterrey o a Guadalajara, que entre semana tienen mucho flujo de empresarios, pero que durante los fines de semanas son muy tranquilas y disfrutables, analiza Rosillo.

Rubén Mora, viajero experto, está de acuerdo: "El DF ha adquirido una fuerza turística impresionante como capital cosmopolita. Existe una amplia oferta cultural y una riqueza de museos que no te acabas. Además, como los capitalinos están fuera, la ciudad está mucho más tranquila".

Este año habrá seis oportunidades para realizar viajes cortos. Te proponemos igual número de itinerarios por lugares que escapan del cliché, pero que pintan para convertirse en favoritos:

Con información de Ivett Rangel

Descarga tu ruta

Las distancias y tiempos de traslado de los itinerarios se consultaron en el portal de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes. Ahí se encuentra una herramienta ideal para el turismo carretero: "Traza tu Ruta", sistema de información que proporciona las distancias y las tarifas vigentes según el tipo de vehículo y hasta el costo de las casetas si se selecciona la opción de "información detallada".

Como resultado, se obtiene un mapa con el camino marcado y su ubicación dentro de la República Mexicana, así como una tabla que permite saber qué ciudades o poblaciones se localizan entre el punto de salida y el de llegada.

Además, "Traza tu Ruta" se puede descargar sin costo como aplicación en todo tipo de dispositivos móviles.

Malinalco: con encanto pueblerino

DEL 2 AL 4 DE FEBRERO

Todavía estás en buen momento de hacer una reservación en alguno de los hoteles boutique de Malinalco y tomarte un respiro en este pueblo de personalidad cálida que se rodea de montaña rojizas.

A lo largo de las dos horas de trayecto, el paisaje urbano se transforma en el de campos abiertos y cielos limpios.

DÍA 1

Tan pronto como llegues sal a dar un paseo y piérdete por los callejones empedrados de Mali-nalco, cuyo nombre en náhuatl significa "lugar en el que se adora el malinalli (la flor del zacate)".

No faltará que algún cafecito escondido, una galería de artesanías, un sitio místico donde se venden cuarzos, una fonda casera o una panadería local te haga ojitos e interrumpa tu caminata. Date el tiempo para perderte por los recovecos de este Pueblo Mágico y disfrutar de su ritmo pausado y su ambiente despreocupado.

Come en los Placeres, un encantador restaurante localizado en una antigua casona con un patio interno y vista a las montañas, que desde hace 15 años ofrece deliciosos platillos. Se encuentra frente a la plaza central del pueblo.

Visita la Iglesia del Divino Salvador y el Convento de la Transfiguración, edificadas en el siglo 16. Si te gustan las caminatas largas, reserva un par de horas para seguir alguno de los caminos montaña arriba y rodearte de la naturaleza.

Al caer la tarde toma una copa en la terraza del bar del restaurante Los Pilares.

DÍA 2

Levántate temprano para llegar a buena hora a las pirámides de la zona arqueológica de Malinalco. Camina entre los vestigios del templo de los Guerreros Águila y Tigre, con sus famosos 13 peldaños.

Es hora de comer los platillos tradicionales, como trucha empapelada, tacos de jamaica frita, tlacoyos de frijol y haba o tamales de capulín, además de sus famosos helados artesanales. Todo se puede encontrar en el mercado del pueblo, en la zona de los criaderos de truchas y en los encantadores restaurancitos.

No te puedes ir sin haber entrado a una sesión de temazcal, que garantiza purificar alma y cuerpo. Hay varias opciones en todo el pueblo.

Si lo tuyo no son los ritos prehispánicos, entonces una gomichela (cerveza preparada con salsas picantes, tamarindos y gomitas dulces) te espera en el barcito callejero de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA