Para planificar la semana - 23 de Julio de 2004 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 82067353

Para planificar la semana

Autor:Areli Ávila
 
EXTRACTO GRATUITO

¿Se ha dado cuenta de que cuando cocina repite los mismos ingredientes? ¿Y que cada vez que piensa qué hacer de comer termina preparando el mismo menú de la semana pasada?

Pues usted, al igual que muchos cocineros del hogar, se sentirán aliviados al saber que con unas horas que le dedique a la planeación anticipada de sus comidas, evitará el estrés y será capaz de preparar menús variados, balanceados y económicos.

"La planeación de menús es básica en la casa, porque te permite obtener comidas nutrimentalmente adecuadas y equilibradas, que no sean monótonas, sino variadas en alimentos", señala Verónica Ugalde, maestra y licenciada en nutrición.

"Como ya no se estará improvisando, se va a poder planear la lista de ingredientes a utilizar durante la semana, lo que permitirá bajar los costos, evitar los desperdicios y la compra desmedida".

Estos menús llamados cíclicos sirven para planear anticipadamente de dos semanas a tres meses sin que se repita un solo platillo en entradas, sopas, caldos, cremas, pastas, ensaladas, platos fuertes, guarniciones ni postres.

El primer paso para elaborarlos es realizar un inventario de platillos, anotando en una lista todas las preparaciones del repertorio del cocinero, dividida por temas: sopas por un lado, ensaladas por el otro y así sucesivamente.

"El secreto es que sean recetas fáciles, rápidas de hacer y, sobre todo, preparadas con anterioridad", agrega la nutrióloga. "Se recomienda clasificar también los platos fuertes en res, pollo, cerdo, pescados o mariscos".

Al terminar esta lista será muy evidente el área en la que es necesario agregar platillos nuevos, porque tal vez se tendrán muchas opciones de pastas, pero sólo unas cuantas de guarniciones.

"A partir de ahí podrás usar tu creatividad, porque como estás siendo consciente de lo que das de comer, empiezas a buscar recetas, que antes no hacías por andar a toda prisa".

El siguiente paso es distribuir los platos en los cinco días de la semana -de lunes a viernes-, tomando en cuenta los tiempos de preparación y las actividades diarias o pendientes del cocinero.

"Es importante darse cuenta de que si se siguen las reglas de oro de esta planeación, se puede cocinar rico y comer muy bien sin necesidad de engordar", menciona Laura Landeros, instructora de cocina y estilista de alimentos.

Si se planean adecuadamente las comidas de entre semana, el sábado y domingo se podrá comer o cenar lo que se desee, ya que estará asegurado al menos el 60 por ciento de la alimentación, explica la nutrióloga.

Las reglas de oro

Para la nutrición humana se deben tomar en cuenta tres aspectos fundamentales: el biológico, que es el aporte nutrimental de los alimentos; el psicológico, que permite que la comida se antoje; y el social, que tiene que ver con el ambiente en el que se come y la decoración de la mesa.

A continuación se enlistan las reglas básicas para lograr menús de comidas que, de acuerdo con los aspectos arriba mencionados, sean nutritivos, variados y atractivos.

Cabe señalar que los menús deben contar con tres tiempos: una entrada (sopa, caldo, crema o pasta), un plato fuerte (carne, pescado o de estilo vegetariano, acompañado por una o dos guarniciones) y un postre (sin harinas).

Cada menú debe tener:

  1. Variedad de alimentos. Esto quiere decir que ni en una misma comida ni en una misma semana se puede repetir un alimento, a excepción del arroz y de la pasta, que pueden repetirse hasta dos veces por semana.

    Ejemplo: si...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA