DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / El mismo país - 23 de Marzo de 2019 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 773709193

DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / El mismo país

Autor:Catón
 
EXTRACTO GRATUITO

"Háblame de sexo" -le pidió la adolescente a su padre. Tosió el señor y respondió: "De eso habla con tu mamá". "No -opuso la muchachita-. No quiero saber tanto"... Aquella joven mujer mostraba las evidentes señas de un próspero embarazo. Le contó a una amiga: "Mi novio tiene un laboratorio fotográfico y me dijo que me iba a hacer una ampliación. Pero no pensé en esta clase de ampliación"... El pueblo era pequeño, y su alcalde muy cerril. El encargado de parques y jardines le informó que iba a comprar una góndola para el lago del jardín municipal. Le sugirió el edil: "De una vez compra también el góndolo, a ver si se reproducen"... Por la playa iban dos hermosas chicas. Una vestía monokini, vale decir que iba con el busto descubierto y lo demás cubierto; la otra no vestía absolutamente nada. Un gendarme las detuvo y las llevó ante el juez local. El juzgador les impuso sendas multas: a la que iba como Dios la trajo al mundo la multó con 2 mil pesos; a la que llevaba monokini 4 mil. "¿Cómo es posible? -protestó ésta-. Yo traigo cubierta la parte de abajo, y me cobra usted el doble de multa que a mi amiga, que lleva descubierto todo". Razonó el juez: "A su amiga le impongo una multa de 2 mil pesos por faltas a la moral; a usted se la impongo de 4 mil porque es la multa que el Código Penal prescribe para quien oculta un artículo de primera necesidad"... Pocos días antes de su trágica muerte, Luis Donaldo Colosio pronunció un discurso lleno de consecuencias. En él dijo que veía un México con hambre y sed de justicia. Ese mismo país vemos nosotros en el tiempo actual. Millones de mexicanos carecen de lo más indispensable para vivir con dignidad, y muchos no saben si tendrán algo qué comer el día de mañana. Políticos van y vienen; al gobierno de un signo sigue el de otro, y la pobreza permanece como un problema pendiente de solución. Ahora López Obrador proclama: "Por el bien de todos, primero los pobres". Yo creo en la sinceridad de su intención de trabajar por ellos, y espero que lo haga con acierto. Las dádivas alivian la condición de los pobres, eso es cierto, pero sólo momentáneamente. Nada más en la educación puede fincarse un combate eficaz y duradero contra la desigualdad social. Y sucede que AMLO está socavando los cimientos de la educación al dejar que sobre ese bien social, uno de los más valiosos e importantes, influya en modo decisivo un bando como es la CNTE, a cuyos líderes lo que menos les importa es la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA