DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / Pesca de truchas - 22 de Noviembre de 2015 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 587829238

DE POLÍTICA Y COSAS PEORES / Pesca de truchas

Autor:Catón
 
EXTRACTO GRATUITO

Doña Macalota, esposa de don Chinguetas, llegó de un viaje anticipadamente, y al entrar en la recámara vio algo que la dejó sin habla: su casquivano marido estaba en el lecho conyugal refocilándose con una guapa rubia. "¡Canallas! -profirió la ofendida señora-. ¡Infames! ¡Desvergonzados! ¡Cínicos!" "Ay, mujer -le dijo don Chinguetas-. Tus arranques de celos van a acabar por destruir nuestro matrimonio"... Babalucas y su novia acudieron a la consulta de un ginecólogo. Después del examen correspondiente el facultativo les informó que la muchacha estaba ligeramente embarazada. "¡No es posible! -exclamó consternado Babalucas-. ¡Lo hicimos como en la canción de Agustín Lara!" "¿Cómo?" -preguntó con extrañeza el médico. "Solamente una vez" -respondió Babalucas. Añadió la chica: "Y en el asiento de atrás del automóvil". Acotó el doctor: "Eso no pertenece a la canción de Lara. Pero, díganme: ¿tomaron alguna precaución?" "¡Claro que sí! -respondió Babalucas-. ¡Les pusimos el seguro a las puertas del coche!"... La suegra de Capronio llegó muy contenta a la casa de su yerno. Llevaba consigo su perro, un finísimo ejemplar chihuahueño. Anunció jubilosa: "¡Gané el concurso canino!" "¡Felicidades, suegrita! -exclamó el ruin sujeto-. ¿Y en qué lugar quedó el perrito?"... Rosibel, linda secretaria, está pensando ya en las próximas fiestas. Comentó: "Espero tener una Nochebuena que no pueda olvidar, y una noche de Fin de Año que no pueda recordar"... Un agente viajero iba por un camino rural, y el automóvil se le descompuso. La noche era oscura; llovía torrencialmente. Vio a lo lejos una lucecita que resultó ser la de una granja. Llamó a la puerta, y le abrió el granjero. El visitante le explicó su predicamento, y le preguntó si podía pasar la noche en su casa. "Sí -respondió el hombre-. Pero tendrá que compartir la cama con mi hijo". "¿Hijo? -se consternó el viajero-. ¡Joder, me metí en el chiste equivocado!"... Cerca de aquel pequeño pueblo había un riachuelo en cuyas cristalinas aguas abundaban las truchas. El boticario del lugar gustaba de ir los fines de semana a pescar. Las más...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA