Con poquito, un gran caos - 15 de Junio de 2013 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 440928462

Con poquito, un gran caos

Autor:REFORMA - Staff y con información de Ricardo Rivera, Jonas López, Augusto Atempa, Lorena Morales e Iván Sosa
 
EXTRACTO GRATUITO

En viernes de quincena, y justo a la hora de la comida, una breve pero intensa lluvia fue suficiente para alterar las actividades de los capitalinos.

Principalmente el tránsito en el Centro Histórico, Polanco, la Condesa y la Nápoles.

En la Ciudad ya no se necesita un aguacerazo para que todo se complique, quienes atienden las emergencias hidrometeorológicas dicen que basta con que llueva poquito, pero fuerte, para generar un caos.

Y así ocurrió ayer, a las 14:00 horas, después de que el cielo despejado hasta el mediodía fue desplazado por nublados, un chubasco cayó sobre la delegaciones Benito Juárez, Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo.

El torrente, en minutos, puso a correr a los caminantes y frenó el desplazamiento de los vehículos.

En 40 minutos, la lluvia ocasionó 59 puntos anegados, algunos de hasta 40 centímetros de altura, otros extendidos hasta en 100 metros de largo, suficientes para provocar congestionamientos en trayectos a restaurantes, cines, bancos y zonas comerciales.

"Con todo y que desazolvamos la noche del jueves, en Insurgentes y Filadelfia se hizo una laguna que afecta la vialidad del crucero, porque fue una lluvia corta, pero muy fuerte", contó Apolinar Ledesma, operador de un camión del Sistema de Aguas con equipo para drenar los encharcamientos.

En la Condesa, sobre Alfonso Reyes, a las 15:40 horas se registró el encharcamiento mayor, con 40 centímetros de aguas pluviales extendidas en la vialidad.

Y en los alrededores, sobre Amsterdam y Baja California, también fueron reportados puntos anegados.

Bajo el World Trade Center, en la Nápoles, el agua acumulada generó una fila de dos kilómetros de autos sobre Insurgentes, de Chilpancingo a Eugenia, pero en cuanto el equipo especializado de la Unidad Tormenta limpió las coladeras el tránsito mejoró.

Durante el momento más crítico la intensidad de la lluvia fue de 34 milímetros, considerada fuerte.

La lluvia fue generalizada, desde Xochimilco hasta Gustavo A. Madero la precipitación hizo apurar el paso de vecinos.

Tanto en salidas del Metro como en avenidas principales, sobresalían los paraguas abiertos de todos colores y diseños, mientras que por las calles corría el agua hacia las coladeras.

En Benjamín Franklin, Parque Lira y Carlos B. Zetina se reportaron fallas en los semáforos y afectaciones viales.

En contraste con la tormenta del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA