El PRI que recibe Moreira - 27 de Febrero de 2011 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 256977750

El PRI que recibe Moreira

Autor:Ernesto Núñez
 
EXTRACTO GRATUITO

El PRI perdió su halo de partido invencible que lo caracterizó en los primeros tres años de este sexenio. Con las alianzas PRD-PAN, el tricolor fue vencido en Oaxaca, Puebla y Sinaloa, en 2010, y en este año su estrategia no fue suficiente para ganar las gubernaturas de Guerrero y Baja California Sur.

El partido que recibirá Humberto Moreira de manos de Beatriz Paredes el próximo 4 de marzo no es ya la maquinaria electoral que irremediablemente ganaría los comicios presidenciales del 2012. Pero las cifras electorales lo mantienen como la primera fuerza política del país.

Las dirigencias del PAN y el PRD aseguran que lograron el objetivo pactado en enero del 2010 -cuando César Nava y Jesús Ortega negociaron las primeras alianzas- que consistía en detener la racha ganadora del PRI y revertir el presagio de su regreso inevitable a Los Pinos.

Nava declaró que su apuesta por las alianzas en 2010 era demostrar que el PAN podía "volver a la senda del triunfo". Ortega aseguró que la importancia de las alianzas que fueron a las urnas en Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Sinaloa y Tlaxcala (esta última de facto, pues la candidata del PRD declinó a favor del PAN en la recta final), radicaba en la posibilidad de "frenar al PRI y evitar una regresión antidemocrática" (Reforma, 27 de junio del 2010).

Las alianzas funcionaron en tres entidades de gran peso político y demográfico, y consiguieron que el PRI dejara de gobernar a 11 millones 910 mil habitantes de Oaxaca, Puebla y Sinaloa. En los tres casos, con candidatos formados en el PRI.

Nava, Ortega y Manuel Camacho festejaron juntos sus tres victorias, y dejaron el terreno preparado para nuevas coaliciones.

En cifras el PRI sigue arriba

Los números no avalan el optimismo de panistas y perredistas: en el 2010 se disputaron mil 421 cargos de elección popular mediante voto directo (12 gubernaturas, 294 diputados locales de mayoría y mil 115 ayuntamientos). El tricolor ganó 748, equivalentes al 52.63 por ciento, (9 gubernaturas, 197 diputados de mayoría y 542 municipios).

De la población gobernada que estuvo en juego a nivel estatal (38 millones 147 mil personas), el PRI gobernará al 68.7 por ciento (26 millones 237 mil habitantes). De los 14 congresos locales que estuvieron en disputa, en 11 el PRI será mayoría. Y de las 14 capitales en las que hubo elección de nuevo alcalde, el PRI ganó 11 (Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Chetumal, Culiacán, Ciudad Victoria, Mérida, Mexicali, Tlaxcala, Xalapa y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA