Aún queda nieve... - 23 de Marzo de 2014 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 499989142

Aún queda nieve...

Autor:Juan Carlos García
 
EXTRACTO GRATUITO

Enviado

MONTREAL.- Son las tres de la tarde y el panorama podría describirse como sombrío: nubes grisáceas, ventisca, 11 grados bajo cero y masas de hielo, aquí y allá, que han quedado producto de las nevadas. Pero el ambiente pareciera como de un día soleado: un río de niños y adolescentes ya corre por las calles con rumbo al lago.

Si los residentes no se amilanan, ¿por qué habrían de hacerlo los viajeros? Sentirse como paleta sólo le pasa al incauto que no usa la vestimenta adecuada.

Porque así es el ambiente más divertido de Montreal, y no hay nada como tomar ventaja de las ocurrencias de la naturaleza para deslizarse por esa nieve esquiando, o para patinar en alguno de los parques de la isla.

"¡Más rápido!", le exige un niño al papá mientras éste arrastra un deslizador neumático por una pendiente del parque La Fontaine. Éste es uno de los 27 de la ciudad, donde los cuerpos de agua se congelan y transforman en pistas y, las veredas, en toboganes.

Tanto éste, como Parc Jarry y Mount Royal Park son de los más visitados por la gente, y el gobierno habilitará en breve espacios en Bois d'Anjou Nature Park, Roche Agricultural Park y Saraguay Nature Park.

Ver a los niños patinar en el lago es engañoso. Parece que deslizarse, frenar, ir de reversa y hasta dar piruetas es tan fácil que, luego de mirarlos, el novato corre el riesgo de pecar de confianza y caer de bruces inevitablemente.

FRÍO A RESGUARDO

A quienes tanto frío no les resulta simpático y buscan más comodidad, les quedan mejor las pistas de hielo techadas, que también abundan en centros comerciales o hasta en los sótanos de algunos edificios, como es el caso de La Patinoire.

Como ocurre en otras ciudades castigadas por las bajas temperaturas durante periodos prolongados, Montreal tiene una especie de ciudad subterránea para darle batalla a la temporada.

En los laberintos hechos de pasadizos y corredores, que conectan

residencias, hoteles y centros comerciales, hay negocios, piscinas, y unas 20 pistas perfectas para divertirse y hasta armar un picnic.

Ahí, con música de fondo, practican niños y adultos; novatos, aficionados y expertos. En el mismo espacio se ve igual a un niño de siete años haciendo una compleja pirueta, que a un hombre mayor que, inesperadamente, salta y ejecuta un split para asombro de los asistentes.

Y sea en el gélido exterior o bajo tierra, la diversión del invierno se extiende todo lo posible en esta ciudad.

Se prevé que haya nieve en la provincia de Quebec hasta...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA