Revelación del cine español - 12 de Noviembre de 2007 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 201994119

Revelación del cine español

Autor:Julia Elena Melche
 
EXTRACTO GRATUITO

Obra singular, arriesgada y totalmente alejada de un cine saturado de acción reiterativa y aclimatado a fórmulas hollywoodenses, La influencia (06), producción hispano-mexicana, obtuvo el Premio L'Age D'Or, máximo galardón del Festival L'Age D'Or et Cinèdècouvertes, de Bruselas, Bélgica, 2007 y consiguió participar en la Quincena de Realizadores del reciente Festival de Cannes. Su director, el español Pedro Aguilera, decide apartarse de convencionalismos cinematográficos y renuncia a todo artificio y a los actores profesionales para la realización de su ópera prima, donde narra la desintegración vital, moral y espiritual de la Sra. Rivero, madre soltera con dos hijos que vive en una provincia de Madrid; es interpretada por Paloma Morales y sus propios hijos en la vida real: Jimena de 14 años y Romeo de cinco.

En La influencia se asiste al largo recorrido de la incapacidad absoluta de la frágil protagonista para recuperarse de una profunda depresión, tras el cierre de su tienda de cosméticos y artículos para peluquería por no pagar la renta. Su pérdida de ilusión llega a tal estado que termina en cama sin moverse. Ante ello, sus hijos se deben valer por sí mismos en un instinto de supervivencia que contrasta con la apatía de su madre.

Los modelos y repercusiones que se advierten en el filme son sin duda de maestros del cine asiático, iraní o del independiente norteamericano en su mayoría. Cintas que apuestan por el ritmo pausado y el minimalismo, donde en apariencia no pasa nada, cuando todo revela acciones dramáticas e intensidades emocionales como El arco de Kim Ki-duk, Deseando amar de Wong Kar-wei, Niños del cielo de Majid Majidi y El hombre que nunca estuvo de los hermanos Coen, encuentran eco en el trabajo de Aguilera, cuya economía narrativa y parquedad expresiva guarda también vasos comunicantes con el filme uruguayo Whisky de Rebella y Stoll, aunque sin su ironía y con Las horas del día del barcelonés Jaime Rosales, percibiéndose de manera muy marcada la herencia de la obra de los mexicanos Amat Escalante y Carlos Reygadas, con quienes Aguilera trabajó como ayudante de dirección en Sangre del primero y Batalla en el cielo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA