Roberto Newell / Deducibilidad de colegiaturas - 24 de Febrero de 2011 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 257096326

Roberto Newell / Deducibilidad de colegiaturas

Autor:Roberto Newell
 
EXTRACTO GRATUITO

El Ejecutivo federal emitió un decreto mediante el cual permite a las personas físicas cuyos hijos estudian en escuelas privadas deducir parte del costo de las colegiaturas. Los montos deducibles son equivalentes a lo que el Estado tendría que gastar si los niños estudiaran en escuelas públicas. El beneficio fiscal para los contribuyentes es equivalente a ese monto, multiplicado por la tasa de ISR que pagan los contribuyentes.

Los principales beneficiarios de esta medida son trabajadores y empleados asalariados que trabajan en los sectores formales de la economía. Estamos hablando de los famosos causantes cautivos; no son ni los más ricos, ni los más pobres de México, pero sí los más fáciles de fiscalizar. Desconozco la tasa efectiva de impuestos que pagan, pero estoy seguro de que proporcionalmente son los que más pagan.

El argumento a favor de la deducción de colegiaturas es similar al que se ofrece para justificar la deducción de gastos médicos y de hospitalización. En los dos casos, el Estado se ahorra el costo de proveer los servicios correspondientes. Sin embargo, en el caso de las colegiaturas el beneficio neto para el Estado es más alto, puesto que los montos deducibles están acotados a un nivel menor de lo que los causantes gastan en colegiaturas, inscripciones y otros costos asociados con la educación privada, multiplicados por la tasa efectiva que pagan los causantes. Dependiendo del nivel de ingresos de los contribuyentes, los impuestos ahorrados serán alrededor de la cuarta parte de lo que gastan en colegiaturas. Este ahorro será un alivio para los contribuyentes, pero el beneficio fiscal no les cambiará su vida.

Algunos analistas económicos señalan que la medida es regresiva. No lo niego; pero a pesar de ello, me gusta. Uno de sus principales efectos será que sea más atractivo inscribir a los niños en escuelas privadas. Actualmente, alrededor del 10 por ciento de los niños estudian en escuelas privadas. Esta proporción es similar a la de EU, a pesar de que las familias de ese país tienen ingresos significativamente más altos que los nuestros.

Las familias mexicanas hacen este sacrificio para que sus hijos puedan acceder a escuelas de mejor calidad que las públicas. Hacer deducibles las colegiaturas es mejorar la competitividad económica de la oferta actual. Si las familias dedican el ahorro fiscal a cuestiones educativas, podrán ser aún más selectivas sobre a qué escuela enviar a sus hijos y se habrá reforzado la formación de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA