Alejandro Sanz: Viajero incansable de su universo interior - 2 de Septiembre de 2012 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 396173910

Alejandro Sanz: Viajero incansable de su universo interior

Autor:Raymundo Zamarripa
 
EXTRACTO GRATUITO

Las canciones de Alejandro Sanz no son "de una pasada" y tampoco lo son las frases que hilan su plática en una habitación en Miami, desde donde se ve el cielo nublado sobre el Océano Atlántico.

Así son los temas de su nueva producción, La Música No Se Toca, que sale a la venta el 27 de este mes; pletóricos en imágenes y en historias, en sensaciones y verdades dichas en muy distintos modos.

"El lenguaje está para usarlo y si nos seguimos diciendo: 'Te quiero, te quiero, te quiero', un día nos vamos a aborrecer", declara el español de 43 años.

Entonces, escuchar sus canciones no es fácil de una sola pasada porque si estabas en un terreno, en un momento ya te llevaron a otro.

"Así pasa cuando se escribe. El costumbrismo es una técnica y una metodología que me fascina porque, en el fondo, escribir la historia de arriba abajo de una canción -como hacen Serrat o Sabina- es una cosa maravillosa, pero deja mucho menos a la imaginación que lo abstracto.

"Y creo que todos los artistas, incluso Serrat o Sabina que he puesto como ejemplo y que son unos maestros, en muchas ocasiones recurren a lo abstracto; y en sus metáforas, aunque muchas de ellas sean muy evidentes -y lo digo porque son maravillosas- y muy bien colocadas, siempre hay un doble sentido donde te puedes refugiar", dice.

De esta forma, el sentido de una canción va más allá de la idea de enamorarse con un flechazo, explica el cantante.

"Como dicen: '¿Crees en el amor a primera vista o paso otra vez?'. Es interesante pasar varias veces por la misma canción y encontrarse paisajes diferentes. ¿Qué sentido tendría irse a mirar los atardeceres si todos fueran iguales?

"Por eso decía antes: 'De tanto decir te quiero, nos vamos a aborrecer'".

El rostro y el nombre de Sanz se han vuelto familiares en México, adonde llegó hace unos 20 años "pisando fuerte" con el disco Viviendo Deprisa (1991), y en donde compuso la mayor parte de su más reciente álbum.

Convertido en uno de los compositores que son referencia en la música en español, nos preguntamos si ahora le resulta más fácil escribir que antes.

"Depende de la canción. Casi todas éstas las escribí en México, estando en el D.F., para hacer lo del programa de La Voz México.

"Hay algunas que al principio no salen, te cuesta sacarlas adelante. Tienes la idea, que está fantástica, pero no consigues que la canción quede redonda. Entonces yo les doy amor, amor, amor hasta que las convierto en bolitas", bromea.

Y, si es necesario, también aplica mano...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA