Secretos de Alemania / Karl Marx - 27 de Noviembre de 2016 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 654105313

Secretos de Alemania / Karl Marx

Autor:Guadalupe Loaeza
 
EXTRACTO GRATUITO

Le ha llegado el turno, en estas columnas dedicadas a Alemana, al filósofo Karl Marx (1818-1883). Es el más temido, el más odiado, el más admirado, el más famoso, el más polémico, el más influyente, pero quizá el más desconocido.

Tal vez sea el filósofo más difícil de interpretar. Como escribiera en alguna ocasión Octavio Paz: todos somos marxistas aún sin saberlo porque usamos su léxico y muchas de sus ideas para entender el mundo. Hace algunos años, cuando la BBC de Londres realizó una encuesta para saber cuál era el pensador más influyente de nuestro tiempo, sorpresivamente ganó Marx. Frente a Hobbes, Kant, Hegel y muchos otros, ganó nada menos que el autor de El Capital. ¿Cómo interpretar esta influencia? Durante gran parte del siglo XX, más de la mitad de la población vivió bajo regímenes que se decían herederos de este pensador. Pero, nos preguntamos: ¿quién era Marx? Si viviera en el siglo XXI, sería más parecido a un activista político que a un académico. Marx nunca vivió en la academia ni recibió salario de una universidad. Vivió del periodismo y durante mucho tiempo dirigió una revista, la Gaceta Renana, que unió a los comunistas alemanes.

Hay que decir que Marx se llamaba a sí mismo "comunista", para distinguirse de los socialistas franceses. Para él, estos socialistas no hacían más que seguir el juego de la sociedad. Eran empresarios que trataban bien a sus trabajadores, lo cual conducía invariablemente a la quiebra de esos proyectos basados en la igualdad y la solidaridad. Como pensador, una de las cosas que más lo entusiasmó fue leer El origen de las especies de Charles Darwin, una obra que lo marcó y lo maravilló. Se cuenta que apenas acabó de leerlo se dijo que tenía que seguir el mismo razonamiento que el biólogo inglés para poder comprender la sociedad contemporánea. Al mismo tiempo, se preguntaba: si esta sociedad comenzó de algún modo, también deberá de terminar, ¿pero cómo será su fin? Su respuesta era el comunismo, el cual entendía como una manera de conservar lo mejor de la sociedad actual pero destruyendo sus aspectos negativos.

Para dar respuesta a sus preguntas, Marx se encerró años enteros en la biblioteca de Londres a investigar el pensamiento económico inglés. Mientras estuvo ahí, sufrió todas las penalidades del mundo, como el hambre y la inestabilidad económica. Incluso, murió uno de sus hijos, el pequeño Edgar, a los doce años, lo que fue un duro...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA