Tabasco en 4 tiempos - 23 de Marzo de 2014 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 499989770

Tabasco en 4 tiempos

Autor:Rogelio Elizalde
 
EXTRACTO GRATUITO

ENVIADO

Recorrer un edén de estas dimensiones no es tarea fácil, así que es mejor organizarlo por rutas. Todas parten de Villahermosa, a donde se puede llegar desde el Distrito Federal sin escalas por Interjet y Aeroméxico en 90 minutos. Tranquilamente se puede completar cada una en un par de días.

1 POR LA HISTORIA (OLMECA- ZOQUE)

En el municipio de Cárdenas comienza esta ruta de paisajes e historia. Para lo primero, basta con visitar Villa Sánchez Magallanes, a 150 kilómetros de la capital, un pueblito de pescadores con paisajes que parecen de otra época, con las aguas cálidas del Golfo, por un lado, y la Laguna de la Machona, por otro. Todos, bellos escenarios para pasear en lancha, observar aves y pescar.

Para la historia, Huimanguillo entra al quite, comenzando con el sitio arqueológico olmeca en la localidad de La Venta, el centro cívico y religioso más importante de esta cultura. Las cabezas colosales están exhibidas en Villahermosa, pero aquí se pueden ver muchas otras piezas arqueológicas, esculturas de jade, pinturas y monolitos gigantescos.

Los campistas pueden gozar en la Laguna del Rosario, de aguas cristalinas y poco profundas, además ubicada en una zona casi deshabitada.

La terna se completa con la zona arqueológica Malpasito, la única zoque abierta al público. El centro ceremonial muestra más de 60 petroglifos, un juego de pelota y un temascal.

Cómo llegar: De Villahermosa hay que tomar unos 35 kilómetros de la Carretera Federal 180 hacia el oeste y desviarse al sur a Huimanguillo. Luego se puede subir a Villa Sánchez Magallanes o seguir al sur a Malpasito, como el viajero prefiera.

Qué comer: Pescado empapelado en alguna palapa de la costa en Villa Sánchez Magallanes.

2 POR EL CACAO

Esta ruta está llena de sabores de antaño. Todo empieza a 60 kilómetros de Villahermosa en dirección al Golfo de México: en el sitio arqueológico de Comalcalco. En su museo, recién remodelado en 2012, se pueden observar peculiares costumbres de la cultura, como sus entierros, construcciones y la importancia del cacao en su dieta.

Luego hay que animarse a subir por las pirámides -cuya construcción data del Periodo Clásico, del 250 al 900 d.C.-, las cuales son bastante amigables, sin escalones empinados o pasos estrechos. En el camino hay iguanas de hasta metro y medio que, sin inmutarse, sólo observan a los turistas. Si éstos se acercan, entonces corren a esconderse a gran velocidad.

A la salida, los visitantes encuentran el primer regalo de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA