Desde el Teclado / No se hagan bolas - 29 de Marzo de 2004 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 82039870

Desde el Teclado / No se hagan bolas

Autor:Javier Matuk
 
EXTRACTO GRATUITO

Intel está pagando parte de su éxito. En los inicios de esta corporación, y de la computación personal, decidir qué procesador adquirir era más sencillo, aunque con menos opciones. En 1978 la firma producía un solo procesador que se conocía como el "8088". Después de varios años, en 1982 lanzó el modelo "80286" y en poco tiempo se conoció simplemente como "el dos ochenta y seis". Así, en 1985 apareció el "80386" y también se le decía "tres ochenta y seis". Pareciera que todo era sencillo, pues en 1989 salió el "80486" y no había muchas más opciones. Simplemente, si uno quería la computadora más rápida, tenía que solicitarla con el procesador de más alto número.

Todo esto comenzó a cambiar en 1993. Al lanzar el que vendría a ser "80586" la empresa, ya agobiada por los posibles competidores y buscando un diferenciador, decidió bautizar por primera vez con un "nombre" al producto, y dejar de llamarlo simplemente con una serie de números. Así nació "Pentium". De inmediato todos pensamos que vendrían en el futuro el "Sextium", "Septimum" o algo parecido, pero esto no sucedió. Mientras tanto, en marzo de 1991 AMD, el pequeño gran rival, lanzó su primer procesador conocido como Am386, luego en 1993 lanzarían el Am486. En general, todos los nombres se parecían y se limitaban a una serie de números, tal vez con las letras del fabricante. La respuesta de AMD al nombre de Pentium fue el procesador "K5".

Hasta esos momentos del desarrollo de la industria, se tenía más o menos claro que había varios procesadores en el mercado, comandado por Intel, quien a través de su masiva campaña "Intel Inside" comenzaba a hacerse notar y con el nombre "Pentium" se sabía que se tenía el procesador más nuevo y potente del mercado. Igual para AMD, con la opción "K5".

Sin embargo, el rápido desarrollo de nuevos procesadores derivó en una ensalada de nombres, denominaciones y términos que, hoy por hoy, sigue siendo un verdadero problema entender, y lo peor, decidir a la hora de comprar. Es un hecho que la velocidad del chip en GigaHertz (GHz) determina, en primera instancia, que tan potente es. Sin embargo, las nuevas opciones de desempeño hacen que ese no sea el factor más importante para decidir la compra. Sólo por mencionar, estos son algunos modelos de microprocesador que Intel lanzó el año pasado: Mobile Celeron, Celeron, Pentium 4 Extreme Edition, Xeon, Mobile Pentium 4 Processor-M con Hyper-Threading, Itanium 2, Low Voltage Itanium 2, Mobile Pentium 4, Mobile...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA