Under Construction/ Expectativas no cumplidas - 25 de Septiembre de 2000 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 81057365

Under Construction/ Expectativas no cumplidas

Autor:Caroline Hubbard
 
EXTRACTO GRATUITO

ATLANTA. Mark Moore planea revolucionar la manera en que los mayoristas compran y venden los alimentos.

Su compañía de Internet, GlobalFoodExchange.com, reducirá el inventario de las empresas, garantizará frescura y les ahorrará mucho dinero tanto a los compradores como a los vendedores.

Por lo menos, ése es el plan.

Un año y medio después que Moore fundó su compañía y seis meses después que consiguió 13 millones de dólares en capital de riesgo, la gran mayoría de las transacciones de la industria alimenticia, de 800 mil millones de dólares, todavía se hace de la manera tradicional: con personal de ventas.

Global Food Exchange realiza sólo "cientos" de transacciones por mes, señaló Moore.

Aun así, Global Food Exchange y sus muchos competidores creen que el futuro de los alimentos está en línea.

De hecho, en casi todas las industrias, los visionarios creen que modernizar la compra, la venta y otras funciones comerciales utilizando la Internet es la manera de ahorrar millones de dólares. Esos dólares, de acuerdo con la teoría, se reflejan directamente en las ganancias. Esa modernización reduce el costo de hacer negocios y es la gran promesa de la Internet.

Sin embargo, el cumplimiento de esa promesa está tardando más en realizarse de lo que se pensaba hace un año, cuando las llamadas compañías "business-to-business" (empresa a empresa) de Internet aparecían en todas las industrias. Recibían y gastaban capital de riesgo a un ritmo frenético.

El futuro se veía maravilloso. Los mercados eran benignos.

Eso fue entonces. Ahora los mercados se han estancado, los capitalistas de riesgo se han vuelto más conservadores y los clientes grandes están pensando más, y más profundamente, acerca de dónde y cómo gastar los dólares que destinan a la Internet.

Sí, la promesa de la Internet todavía está impulsando a una economía sobrecalentada, pero el paso del proceso se está aflojando.

"El concepto business-to-business se está evolucionando... todavía se están ideando los modelos", manifestó Martin Tilson, un abogado de la firma Kilpatrick Stockton, quien trabaja con varias compañías de business-to-business.

Probablemente algunas compañías se asociarán, porque ciertas industrias, como la de los alimentos, cuentan con muchos participantes.

Moore comentó que ya ha visto la competencia de GlobalFoodExchange disminuir de 20 compañías a unas seis. Atribuye la reducción a "una combinación de consolidación y erosión". Algunas compañías se han fusionado, algunas se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA