Usan en Holanda 'drogas ecológicas' - 29 de Marzo de 2004 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 82039903

Usan en Holanda 'drogas ecológicas'

Autor:Inder Bugarin
 
EXTRACTO GRATUITO

ÁMSTERDAM.- Frente a los extremos de las nuevas generaciones, la búsqueda de abandonar el mundo de la vida moderna o la ansiedad de la fiesta sin límites, Holanda ofrece una alternativa a las drogas tradicionales. No se trata de la mariguana o del hachís, cuya venta y consumo es tolerado en los coffeeshops del País Naranja, sino de las llamadas eco-drogas, una familia de productos orgánicos psicoactivos que operan al borde de la legalidad.

Culturas milenarias utilizaron durante siglos yerbas y plantas "sagradas" para venerar a sus dioses y curar sus males. Ahora, las nuevas tribus urbanas las consumen para estar al nivel del sonido electrónico de las discotecas, para explorar su subconsciente y olvidarse de los desafíos de la modernidad, o simplemente para "caminar por nubes de terciopelo".

Hongos, cactus, semillas, cócteles orgánicos con ephedra, plantas afrodisíacas, bebidas energéticas y una amplia gama de sustancias para mejorar la memoria y la potencia sexual, conforman la familia de las eco-drogas, los productos estrella de venta en las Smart Shops, "la tienda para la gente inteligente", se lee en cada uno de los 50 establecimientos de este tipo en Amsterdam.

"Somos como cualquier otra tienda, todo lo que aquí tenemos es legal", afirma Dorien, de Kokopelli, uno de los más populares Smart Shops de la capital holandesa.

"Lo que ofrecemos son alternativas para la salud de los que consumen drogas, nuestros productos son naturales y no son nocivos para la salud. En otras palabras lo que ofrecemos es combustible natural para la mente y el cuerpo", asegura.

A su vez, Marck "Mushroom", de la galería Magic Mushroom, considera que "aquí le decimos a la gente que usa drogas que es inteligente. No es consumir químicos, cocaína, éxtasis o tirarse a la adicción, ser inteligente es utilizar algo por placer, lo que la madre naturaleza nos ofrece, es regresar a lo básico de nuestros antepasados".

Los primeros Smart Shops aparecieron oficialmente en Holanda en 1994, ofreciendo las últimas plantas que no han sido prohibidas por la ley, dentro de un ambiente netamente mercantil donde se puede además adquirir todo tipo de parafernalia para fumar (pipas y maquinas de enrollado de cigarrillos), obsequios extravagantes, libros y artículos religiosos del mundo chino, indio y celta.

En su más reciente informe en la materia, el Ministerio de Salud (VWS por sus siglas en holandés), indica que en el país hay 150 tiendas de este tipo, una decena de centros de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA