La utopía del esperanto - 19 de Mayo de 2019 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 785019881

La utopía del esperanto

Autor:Yanireth Israde
 
EXTRACTO GRATUITO

El idioma esperanto, inventado en 1887 por el médico polaco Luis Lázaro Zamenhof para que cualquier persona se comunique sin importar su lengua materna, halló en México tierra fértil para germinar.

Algunos por curiosidad, otros por simpatía con los principios humanistas del oftalmólogo, o motivados por el afán de viajar, los esperantistas del País superan el millar, calcula Carlos Velazquillo, estudiante de la licenciatura en Derecho en la UNAM, quien descubrió este lenguaje mediante la exploración de propuestas musicales de geografías remotas.

Se estima que la comunidad mundial de esperantistas ronda los 2 millones, mientras la popular Duolingo, la plataforma para aprender idiomas en internet, fundada por el guatemalteco Luis von Ahn, el "Mark Zuckerberg latino", registra 300 mil hispanohablantes, la mayoría mexicanos, informa la maestra en Ciencias Mallely Martínez, presidenta de la Federación Mexicana de Esperanto.

"Si hablamos de números puede parecer poco en comparación con la población, tanto nacional como internacional, una proporción tan pequeña que ni se ve.

"Si la quisieras dibujar, sería un punto por ahí, pero si ves lo que hacen esas personas, la dimensión cambia: los esperantistas en el mundo, y en México, se identifican por el deseo de unión, de fraternidad, de cooperación, incluso de mucho idealismo, pueden casi morir por los ideales", destaca Araceli Aguilar, especialista en informática y esperantista desde hace una década.

Aquel "punto" en el mapa que representan los esperantistas es pequeño, pero no menor si se consideran sus integrantes en 132 años de historia, entre ellos el legendario actor Charles Chaplin, cuya película El gran dictador -parodia de Adolfo Hitler- incluye letreros en esta lengua como parte de la escenografía; el filólogo J. R. R. Tolkien, autor de El Señor de los Anillos, y los también escritores Leon Tolstoi y Julio Verne.

PROYECTO INCÓMODO

El proyecto de un segundo idioma común a todo el mundo y que abogaba por la comprensión entre las personas y los pueblos, enfrentó durante la Segunda Guerra Mundial la persecución de Hitler y de la dictadura de Stalin en la antigua Unión Soviética, pues le consideraban una lengua de espías y obra de un judío para pequeñoburgueses, relata la publicación Enlace Judío.

"El senador estadounidense McCarthy, conocido por su anticomunismo, consideró al esperanto como 'casi sinónimo' de simpatía hacia el comunismo", añade.

Zamenhof, originario de Bialystok, poblado que...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA