Vehículos 'chocolates': Autos, votos y corrupción - 7 de Mayo de 2000 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 80963462

Vehículos 'chocolates': Autos, votos y corrupción

Autor:Marco Antonio Martínez
 
EXTRACTO GRATUITO

Los últimos dos procesos para elegir presidente de la República han estado precedidos por regularizaciones de vehículos ilegales. Este año la situación se repite.

El número de autos extranjeros que circulan en el país de manera ilegal oscila entre 1 millón y medio hasta 3 millones. Ni las secretarías de Hacienda y Comercio, ni Aduanas, ni las organizaciones campesinas saben con precisión cuántos son.

Son vehículos traídos por paisanos que trabajan en Estados Unidos y que cuando vienen de visita los dejan con sus familiares. Constituyen el patrimonio principal para miles de migrantes. Se les utiliza en labores del campo, como el transporte de granos. Sirven también para trasladar gente por caminos de terracería, a lugares alejados o zonas aisladas. Se les prefiere porque resulta más fácil y barata su adquisición en el vecino país y su posterior traslado a México.

La situación irregular de estos vehículos ha sido aprovechada por organizaciones campesinas -ligadas principalmente al PRI y en menor medida al PRD- para ganar militancia, la cual se traduce en fuentes de ingreso y votos potenciales en épocas de comicios. Para defender a los dueños de estas unidades, dichas agrupaciones se movilizan y ocupan con frecuencia instalaciones gubernamentales.

La situación de los llamados autos "chocolate" -palabra derivada de "chueco", ilegal- también ha causado polémica entre el presidente de la República y representantes del Poder Legislativo.

Este año surgieron dos medidas para tratar de resolver el problema. La primera fue el decreto firmado el 13 de marzo por el presidente Ernesto Zedillo para la importación definitiva de pick ups de dos a tres toneladas de peso, de modelos de una antigüedad de 10 años y anteriores.

Otra medida fue la iniciativa del diputado panista Felipe de Jesús Preciado Coronado, aprobada el 25 de abril en la Cámara de Diputados y "congelada" en el Senado cuatro días después. Pretendía regularizar además de todas las Pick ups, los vehículos Sedán y camionetas Van cuyos modelos fueran 1992 y anteriores.

La industria de automotores ha protestado por ambas propuestas. Arturo Avila, representante jurídico de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, argumenta que el decreto, aunque se le llame de "importación definitiva", es una regularización disfrazada. Señala que por cada dos vehículos regularizados se pierde un empleo. En su opinión, la medida obedece más a fines electorales. "Son cuatro millones de votos". Acusa a las organizaciones campesinas de lucrar y de tener lazos con partidos políticos.

Las organizaciones campesinas -las cuales agrupan también a obreros, jornaleros, comerciantes y maestros rurales- aseguran no afectar a la industria de automotores porque no son un mercado potencial para ella. Responsabilizan al gobierno federal de ser el causante de este problema y acusan a las aduanas de permitir el paso de estos vehículos con "mordidas" que ellos pagan.

Raúl Ramos Tercero, subsecretario de Comercio, admite que las anteriores regularizaciones no solucionaron el problema y que la diferencia de mercados con Estados Unidos causa que en este país sea más barato y fácil adquirir un auto e ingresarlo a México.

Soluciones cada seis años

El pasado 26 de abril el presidente Ernesto Zedillo llamó demagogos a los diputados que aprobaron la iniciativa para regularizar una cantidad indeterminada de vehículos ilegales. Impulsada por Preciado Coronado, la propuesta fue discutida y votada por la mayoría opositora y el apoyo aislado de algunos diputados priistas, casi dos años y medio después de su formulación.

Previamente, el 13 de marzo, el propio Zedillo había emitido un decreto en el que adelantaba una fracción del Tratado de Libre Comercio que permitía la importación de Pick ups con 10 años de antigüedad o más, con un peso de dos a tres toneladas.

Era una solución a medias. Quedaban fuera del decreto los vehículos Sedán y las Van.

Los decretos de regularización más recientes son los de 1988, 1991 y 1994. En ese entonces, como ahora, a los vehículos Pick ups extranjeros que circulaban de manera ilegal se les regularizó, aunque sin fijar nuevas normas para su ingreso.

La Confederación Nacional Campesina fue la principal impulsora en 1988 de esta medida. También fue la más beneficiada. 12 años después, la CNC es la agrupación con mayor número de afiliados con este problema. De acuerdo con Salvador Rivera Castrellón, secretario cenecista del área de Transporte, tienen 1 millón de afiliados con "vehículos americanos", aunque aclara que sólo un tercio son Pick ups.

Seis años después, el 12 de marzo de 1994, se firmó otro decreto de regularización que abarcaba Pick ups, Van y Sedán. En esa ocasión los modelos debían ser 86 o de mayor antigüedad.

Este año, a diferencia de 1988, hay...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA