México en Ginebra: defensa de papel - 27 de Octubre de 2013 - Reforma - México DF - Noticias - VLEX 471443358

México en Ginebra: defensa de papel

Autor:Martha Martínez
 
EXTRACTO GRATUITO

ENVIADA

GINEBRA.- Son las 19:00 horas del miércoles 23 de octubre en Ginebra, Suiza; el canciller José Antonio Meade está reunido en el lobby del hotel Intercontinental con la subsecretaria de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Lía Limón, y el representante permanente de México ante la Organización de las Naciones Unidas, Juan José Gómez Camacho.

Han pasado siete horas desde que 88 de los 193 países que conforman la Organización de las Naciones Unidas hicieron a México 180 recomendaciones por la violencia en contra de las mujeres, la tortura, las desapariciones forzadas, el fuero militar y las agresiones a periodistas y defensores de derechos humanos.

A diferencia de lo hecho por otras comitivas luego de su Examen Periódico Universal, como la de Colombia, que en abril pasado se concentró para trabajar hasta la madrugada en el análisis de sus recomendaciones, la de México se encuentra dispersa. Desde la mañana, apenas unos minutos después de que concluyó el EPU, los funcionarios mexicanos informaron que, debido a que tienen hasta marzo de 2014 como plazo para responder a los cuestionamientos, esperarían hasta ese momento para informar si aceptan o no las recomendaciones.

Cambios legales, no en los hechos

El guión que desarrolló la comitiva mexicana durante el segundo EPU al país parecía escrito desde antes de que sus integrantes viajaran a Ginebra. Al menos así se observó en la estrategia implementada por los funcionarios mexicanos durante su estancia en la sede del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

El Examen de México estaba programado para las 9:00 horas del miércoles, pero la delegación mexicana comenzó a llegar a las 8:30 en punto. La consigna que llevaban sus integrantes era no dar declaraciones a los medios presentes, de ahí que, durante ese tiempo, aprovecharon para tomarse la foto del recuerdo.

Durante el EPU, la comitiva mexicana contó con 60 minutos para defender la política del gobierno federal en materia de derechos humanos, tiempo que dosificó en cuatro intervenciones, durante las cuales diversos funcionarios aseguraron que los principales avances en derechos humanos registrados en el país son las reformas legales y constituciones aprobadas durante los últimos años del gobierno de Felipe Calderón y el primer año de Enrique Peña Nieto.

A pesar de que el informe enviado previamente por el gobierno mexicano al Grupo de Trabajo sobre el EPU fue criticado por diversas organizaciones civiles que viajaron hasta Ginebra, por considerar que el documento omitía información sobre la falta de implementación de las leyes y el bajo desempeño de los organismos creados a partir...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA